Por ‘desaparición forzada’ inició juicio contra Samia o alias ‘La Paisa’

0

Banda ‘Los Rastrojos’ y los desaparecidos en la isla. En el Juzgado Único Penal del Circuito Especializado de San Andrés, Isla, se sigue el proceso contra Yahaira Dahana Ariza Arévalo, identificada con cédula de ciudadanía 1.123.621.871 de esta isla, a quien le han sido imputados los delitos de ‘Desaparición Forzada en Concurso Heterogéneo y Sucesivo Con Concierto Para Delinquir Agravado’ por parte de la Fiscalía General de la Nación, cargos endilgados por ese ente acusador en la más reciente audiencia de formulación de acusación, llevada a cabo el pasado jueves 29 de mayo de 2014, quedando pendiente por parte del Juez, la fijación de una nueva fecha para la continuación del juicio. La imputada es defendida por el togado isleño, Alejandro Baldonado Bryan, y en la audiencia se contó con la presencia del delegado del Ministerio Público.

Yahaira Dahana Ariza Arévalo, nació el 20 de abril de 1987 en la isla de San Andrés, 26 años de edad, conocida con el alias ó apodo de ‘La Paisa’ ó ‘Samia’, de profesión cosmetóloga. Yahaira Dahana Ariza Arévalo, es hija de Dayiris Arévalo y Docinel Fonseca. Actualmente se encuentra detenida en la cárcel Nueva Esperanza de la isla de San Andrés, desde el pasado 23 de diciembre del año anterior 2013. En su proceso fue señalada por testigos como la compañera sentimental de alias ‘El Paisa’ y de haber asistido por lo menos  en una ocasión en su compañía a reuniones de la banda. Su juicio continúa a la espera de la decisión de las autoridades.

Dramático relato de la madre de Jonathan Mattos Barrios

FOTO DE JONATAN MATOS BARRIOS

La historia tiene su origen en la denuncia presentada ante la Fiscalía General de la Nación por  Bárbara Mattos Barrios, identificada con la cédula de ciudadanía número 40. 986. 644 madre de la víctima Jonathan Mattos Barrios  por su ‘Desaparición’  en hechos acaecidos el día 3 de Marzo del año 2011, cuando promediaban las 9:30 de la noche y Jonathan salía de su casa en compañía de Hurley Hernández Berrío, en una motocicleta, y desde esa fecha, jamás volvió a su residencia, ni se ha vuelto a saber de su paradero.

Bárbara Mattos, madre de la víctima, enterada que su hijo andaba con Hurley Hernández Berrío, localizó a éste, a fin de preguntarle el paradero de su hijo Jonathan, el cual le manifestó a la madre del desaparecido, que lo había dejado en la esquina del barrio ‘Natania Primera Etapa’,  ya que lo había invitado a robar por el ‘Hoyo Soplador’ a una mujer que tenía dinero y prendas,  y de la cual conocía la situación financiera pues le había efectuado una carrera de mototaxi.

Afirmación ésta, que sostuvo Bárbara Mattos, dando lugar a que ella, le dijera que estaba caído porque ninguna persona de plata iba a coger un mototaxi y le recalcó que le dijera a dónde  había dejado a su hijo, respondiéndole que la moto se le había pinchado y que había ido a despincharla y que cuando regresó al sitio a donde había dejado a Jonathan, no lo encontró. Bárbara Mattos, finalizó su relato a la Fiscalía, diciendo que notó a Hurley que estaba bastante nervioso cuando le preguntó dando a conocer los nombres de las personas que estaban de testigos cuando vieron que Jonathan Mattos, se había ido con Hurley  Hernández, como fue Diego Armando Martínez  Montiel.

Contundentes resultados en investigaciones de Policía Judicial

En las labores de indagación por parte de la Policía Judicial, y en desarrollo de sus propias tareas de trabajo metodológico, esta fuerza de tarea escuchó en interrogatorio y ampliación del mismo a Hurley Hernández Berrío, quien contó que el día 3 de marzo del año 2011 cuando iba pasando por el sector de ‘Sound Bay’ de San Andrés Isla, fue interceptado por los sujetos ‘Casco Leaver’, Jonathan alias ‘El Oreja Sucia’, ‘El Rocha’, y Jonathan ‘El Moreno’, integrantes de la Banda denominada ‘Los Rastrojos’ en la isla de San Andrés, de hecho el sujeto conocido como ‘Casco Leaver’ le propuso que si les  podía entregar a un joven llamado Jonathan Mattos, y que le daba dos millones de pesos, porque ellos lo necesitaban.

Reconoció Hurley Hernández Berrío, según dicha investigación, que accedió a la propuesta e ideó la manera como podía entregar a la víctima Jonathan Mattos, a quien le propuso ejecutar un robo por la vuelta a la isla, indicándole que debían salir esa misma noche del 3 de marzo de 2011, y le hizo creer que iba en búsqueda de unos amigos por los lados de la finca de ‘Casco Leaver’ para que les prestaran unas armas de fuego, exactamente unos revólveres, para llevar a cabo el ilícito.

A Jonathan lo mataron en tierra, lo arrojaron al mar y lo volvieron a sacar

Ya en horas de la noche Hurley Hernández Berrío, regresó a la casa de Jonathan Mattos, a quien previamente puso a hablar con el otro Jonathan alias ‘El Orejas’, para que ellos coordinaran ‘la vuelta’. Luego como a las nueve de la noche, Hurley, salió en su moto en compañía de Jonathan Mattos Barrios, en dirección a la Estación de gasolina ‘Portofino’, luego juntos tomaron la vía a ‘Sarie Bay’ rumbo al sector de la ‘Piscinita’, lugar donde se les pegó alias ‘El Rocha’,  en una motocicleta  ‘Agility’  de color rojo, quien tenía un arma de fuego en la mano, la que utilizó para golpear en la cabeza a Jonathan Mattos barrios, haciéndolo caer de la moto y dejándolo inconsciente en el suelo. De inmediato llegó un vehículo de color azul conducido por el otro Jonathan  alias ‘El Oreja’, de ese vehículo se bajó una mujer de tipo paisa y su marido también de aspecto paisa, quien en compañía de Jonathan alias ‘El Oreja’,  y ‘El Rocha’, lo montaron al vehículo y se lo llevaron a una finca de ‘Casco Leaver’ ubicada por los lados de la vuelta a la isla y le dijeron que se fuera para la casa y que después lo llamaban.

Al día siguiente Jonathan alias ‘El Oreja’ llamó a Hurley Hernández Berrío, para que llegara a la finca de ‘Casco Leaver’ a recoger los dos millones de pesos que le había prometido. Agrega el deponente que el día cuatro de marzo del año 2011, el otro Jonathan alias ‘El Oreja’,  lo llamó para que le colaborara en ubicar el cuerpo de Jonathan Mattos en el fondo del mar, ya que ‘Casco Leaver’ le iba a pagar otro millón de pesos, a lo que igualmente accedió y en compañía de Jonathan alias ‘El Oreja’, en una lancha se dirigieron a un punto en el mar, y en ese sitio se sumergió y encontró el cuerpo envuelto en una sabana color azul, lo sacó y se lo entregó a Jonathan alias ‘El Moreno’, quien vive por el barrio San Luis, y éste lo amarró con una cuerda y lo ataron sobre la lancha y se lo llevaron.

Afirma igualmente que tuvo la oportunidad de quedarse varios días en la finca de ‘Casco Leaver’,  escondido allí,  y se dio cuenta que en ese lugar se reunían varias personas y entre ellas Randolf ‘Casco’ Leaver,   Sebastián alias ‘Sebas’  y  Jonathan alias ‘El Oreja’,  Jonathan alias ‘El Moreno’, ‘El Rocha’, ‘El Paisa’, alias ‘Cucú’, ‘El cirujano’, ‘Macuá’, ‘Randy’, ‘El Pepe’, ‘El Luchini’, ‘El Richard’, quienes planeaban muchas cosas entre ellas muchas muertes y desapariciones como es el caso de Jonathan Mattos Barrios, como también el movimiento de droga, cargamentos, armamento  y trabajaban para ‘Los Rastrojos’.

Concluye su versión indicando qu
e ‘La Paisa’, es una mujer de tez blanca, de aproximadamente metro sesenta y cinco centímetros de estatura, cabello largo y liso a la altura de la cintura, de nariz pequeña y fileña, con participación directa en la desaparición y muerte de  Jonathan Mattos Barrios, en compañía de su esposo ‘El Paisa’, Jonathan alias ‘El Oreja’,  Jonathan alias ‘El Moreno’, y alias ‘Rocha’. Las versiones ofrecidas por Hurley coinciden con las ofrecidas por Mario Javier Díaz Molina dadas en diligencia de entrevista vertida el 26 de marzo del año 2012.

Este desaparecido no es el único

La Fiscalía logró determinar que Jonathan Mattos Barrios, fue víctima de desaparición forzada  por parte de los integrantes de la organización criminal denominada ‘Los Rastrojos’ quienes ejecutan  actividades criminales relacionadas con el tráfico de sustancias estupefacientes, extorciones, asesinatos selectivos, desapariciones forzadas, tráfico de armas, lavado de dinero, en jurisdicción de San Andrés Isla, labores ilícitas que ejecutan de manera consciente y voluntaria situación fáctica que nos llega a colegir que estamos frente a los delitos de ‘Desaparición Forzada’ delito consagrado en el título tercero, delitos contra la libertad individual y otras garantías, capitulo primero, artículo 165 ‘Desaparición Forzada’ y título 12 ‘Delitos Contra La Seguridad Pública’, Capítulo Primero ‘Concierto Para Delinquir Agravado’ Inciso segundo, porque se reúnen los elementos del tipo penal para adecuarlos, como es la existencia permanente y estable de una organización, o sea, un grupo de personas que intervengan con objetivos diversos y que se puedan  determinar delictivos, al mismo tiempo conocemos que los miembros de dicha organización se hayan organizado voluntariamente con un objetivo en común y cumpliendo un rol dentro de la organización como es principalmente poner en peligro la seguridad pública a través de una serie de delitos indeterminados logrando  atentar contra bienes igualmente protegidos por el legislador como es la vida y la integridad personal, la libertad, el patrimonio económico, órden económico, medio ambiente, salud pública. Es decir, que el Concierto para delinquir es sagrado por cuanto su actividad apunta a cometer delitos de ‘Lesa Humanidad’ tales como desplazamientos forzados, homicidios, terrorismo, narcotráfico, extorción y armas de fuego.

Cargos contra Yahaira Dahana Ariza Arévalo

De conformidad con lo preceptuado con el artículo 336 del Estatuto Procesal Penal la Fiscalía General de la Nación presentó escrito de acusación contra la imputada Yahaira Dahana Ariza Arévalo, cédula de ciudadanía 1.123.621.871, en virtud a que los elementos materiales probatorios, la evidencia física, así como la información legalmente obtenida y en la que se puede afirmar sin lugar a dudas y con probabilidad de verdad que la conducta indilgada a la acusada, son ‘Desaparición Forzada’, artículo 165, en concurso heterogéneo y sucesivo con el delito de ‘Concierto Para Delinquir Agravado’ artículo 340, inciso segundo del Código Penal en calidad de autora a título de dolo, cargos que le fueron imputados por la Fiscalía General de la Nación, a través de la Fiscalía 44 de San Andrés Isla en audiencia preliminar concentrada el día 23 de diciembre de 2013 ante el Juzgado Segundo promiscuo Municipal de San Andrés Isla, cargos a los cuales no se allanó, motivo por el cual la Fiscalía General de la Nación solicitó al Juez de conocimiento proceda a fijar fecha y hora para la fijación de la próxima audiencia.

Prontuario de las bandas criminales en la isla de San Andrés

En cuanto al delito de ‘Concierto para delinquir’, se tiene que las bandas criminales surgen en forma posterior a la promulgación de la Ley de Justicia y Paz a favor de las ‘Autodefensas Unidas de Colombia’, donde a pesar de la desmovilización de diferentes frentes, algunos de ellos vienen a tomar las armas haciendo alianzas con narcotraficantes y grupos de pandillas juveniles de barrios tanto así, que algunos se atreven a decir que son las mismas AUC.

En cuanto a la presencia de la banda criminal ‘Los Rastrojos’  en la isla de San Andrés, ésta tuvo su origen a raíz de la invitación que hiciera mediante contacto con gente del interior   los sujetos Emil Pomares Leader, alias ‘Madison’,  y alias ‘Palma’, entre otros, a fin de hacerle contrapeso al grupo Bacrim ‘Los Paisas’ que ya se encontraban en las islas ejecutando homicidios selectivos, extorciones, vacunas de 500 mil dólares por cada kilo de cocaína que sacaran del interior hacia Centroamérica, haciendo presencia entonces en el año 2009 aproximadamente. Hechos que se encuentran investigados por la Fiscalía General de la Nación donde se han judicializado en juicios orales catorce presuntos miembros de veintiséis debidamente identificados e individualizados.

Durante la investigación se logró determinar que dentro del grupo de más de veinte personas existe una jerarquía como en cualquier empresa. Hay jefes financistas, jefes de grupos logísticos que ordenan y gentes que cumplen con las órdenes tratándose de más de veinte personas,  que cada diez o quince días se reúnen y se dedican a la materialización de homicidios selectivos mediante la modalidad de sicariato, extorciones o cobros de vacunas, amenazas, desapariciones de la población civil, tráfico de estupefacientes, tráfico de armas, y como en toda banda criminal cambian de teléfono para evitar su localización, y las armas las guardan en diferentes lugares. Según informe de la Fiscalía General de la Nación.

Deja un comentario