Noticias de San Andrés y el Mundo

Programa “Olla comunitaria, soy legal” empieza a crear movilidad y tejido social en barrios de la isla

0

Deshacer lo que nos hicimos en tantos años de disputa, peleas callejeras y de pandillaje es un proceso de largo aliento. Y aunque es impensable creer que tras la firma de acuerdos que es lo que busca el Gobierno con los jóvenes de diferentes sectores de la isla en conflicto, los muchachos que entre si se causaron daño a ellos y sus familias estén tomando sancocho con sus víctimas, toma tiempo largo. Y aunque nadie está obligado a volverse amigo de sus enemigos, si  estamos en la obligación moral e intergeneracional  de renunciar a no matarnos y a no odiarnos  para  podemos coexistir en tranquilidad y seguridad, y habremos salvado nuestras islas. Esta renuncia a la venganza y al odio es lo mínimo que se espera de todo ciudadano. Y en algunos casos puede ser algo difícil, pues hay mucho dolor e injusticias acumuladas.

La forma de preparar a la población es involucrándola directamente en la reconstrucción del país, y esto se hace como primer paso con la “pedagogía de la reconciliación”, lo cual es una tarea titánica que busca la reconstrucción de nuestro tejido social.

El Tejido Social es el resultado de las relaciones humanas dentro del reconocimiento y el ejercicio de los derechos, lo que permite crear vínculos fuertes entre los seres humanos, al interior de las familias, entre las familias, y la formación e interacción de asociaciones laborales, juveniles, religiosas, u otras muchas, para el mejor desarrollo de las personas y el crecimiento orgánico y sostenible de la sociedad.

Y eso es lo que busca este programa liderado por el secretario de Interior Carlos Bryan Uribe, en el entendido que así como se está construyendo un nuevo país, tenemos que construir el Departamento del futuro donde se garantice la existencia de hombres y mujeres, de sus comunidades; todos con sentido de igualdad por compartir la misma esencia humana, donde se logre, dentro de lo posible, satisfacer necesidades personales y comunitarias y donde en ambiente de tolerancia y respeto se perciba la aplicación de justicia social.

Buena aceptación

Con gran éxito se adelantó el pasado martes en el barrio School House el programa Olla Comunitaria, ser legal que busca crear espacios de acercamiento y convivencia juvenil para desactivar los conflictos de los adolescentes y encausarlos a programas de gestores de paz, planes de desarmes, ser legal y ser productivos.

De acuerdo con Roberto Villamizar, gestor de Paz del proceso en el sector del School House ya se cuenta con la participación de 15 personas pero la idea es que se vinculen 50 o sesenta jóvenes porque se busca traer la paz a estos sectores porque lo que se escucha cuando uno se acuesta y se levanta es que hay maltrato, hay robos, atracos, vendedores ambulantes de vicio, tiros por aquí y por allá y eso no es lo que queremos en esta vida.

La idea es que luego de esta iniciativa de olla comunitaria nos vinculemos con ellos con sus problemas para que puedan trabajar y estudiar y se llegue a acuerdos con otros barrios como Santana, Cocal, Serranilla, Cliff, Modelo, Atlántico y School House para que se haga la paz como dice el programa que son gestores de paz, porque ya hoy no se puede salir porque todo es problemas.

Afirmó que la primera olla comunitaria es de acercamiento con ellos, luego vienen otras ollas comunitarias con jornadas de aseo, caracterizaciones, brigadas y finalmente visitas a las casa para hacer trabajos de pinturas con ellos en sus viviendas.

Este programa que ha tenido gran movilidad por los diferentes sectores y aceptación social, ya se ha desarrollado con gran éxito en sectores de El Cove, Barkers Hill, School House y contempla otras zonas residenciales de la isla.

Con la participación de grandes y chicos; la presentación del grupo de recreacionistas de La Akdemia; personal de la policía de Infancia y Adolescencia y varios funcionarios de la Secretaría de Gobierno de la Gobernación, se realizó una nueva jornada del programa Olla Comunitaria-Soy Legal, en el tradicional sector del Cove, del barrio La Loma.

En este encuentro los funcionarios del Coral Palace le dieron a todos los presentes, y en especial a los jóvenes; de lo importante de ser una persona de bien dentro de la comunidad y además los motivaron para que abandonen las malas acciones y se abstengan de hacer cosas nocivas para sus vidas.

Con esta nueva jornada, ahora en el sector nativo, la Secretaría de Gobierno, está llegando a los jóvenes en condición de vulnerabilidad y con riesgos de incurrir en conductas delictivas, para ayudarles a reformular sus proyectos de vida y a procurarles alternativas de aprovechamiento de tiempo libre y buen uso en actividades productivas.