Remueven encerramiento que obstáculizaba visual de la vía

0

Luego de las denuncias puntuales por parte de la comunidad realizadas a través de este semanario sobre la falta de un andén en las obras de construcción del Archivo Departamental, ubicados en la avenida 20 de Julio, situación que causaba un verdadero peligro para los transeúntes, ahora se ha visto el trabajo de remoción de las láminas de zinc que ahora permiten que haya un andén para la circulación de peatones.

Previamente se habían colocado unas mayas sostenidas por unas vigas adheridas a unas latas de concreto que servían de división y protección para los peatones, pese a que algunos conductores de motocicleta amenazaban con afectar las protecciones y, por ende, a los peatones.

Ahora se nota que los contratistas de la obra hicieron la remoción de las láminas de zinc y procedieron a despejar las áreas ocupadas por andenes de modo que los peatones pueden circular con normalidad en el lugar.

La satisfacción parece ser parte de los peatones, en especial para los estudiantes del Sena, que circulan con frecuencia el área y que se quejaban de tener que arriesgar sus vidas al intentar cruzar la calle o simplemente transitar con rumbo hacia el sur o el norte en dicha parte de la avenida.

Por el encerramiento con láminas de zinc, que se tomaron el andén, el lugar se ha convirtió, en su momento, en un punto ciego, en especial para los estudiantes del Sena Seccional, quienes no veían la llegada de vehículos que circulan.

Otra situación que se presentaba era la relacionada con la dinámica en la que circulan las motos y carros, los cuales bajan una pendiente a altas velocidades y, para tomar la avenida Newball, deben tomar la esquina con un punto ciego que, al no frenar, entran con una aceleración que, en el momento de tener que frenar frente a la humanidad de un peatón, el tiempo de reacción se reduce a cero provocando un accidente fatal casi inevitable.

Fuentes consultadas de la Secretaria de Planeación por este semanario en su momento informaron que ya se le habían hecho los requerimientos respectivos a la firma contratista sobre la señalización obligatoria que deben colocar en dicho lugar, proceso que cumplieron pero que, según explicaron, debió ser retirado por exigencia de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado, la cual tiene por la zona una subestación en la zona aledaña.

Una situación, por lo visto, superada gracias a la buena voluntad de los contratistas que, seguramente, escuchó el clamor de la comunidad por la falta de un andén en esta zona.