Rusos aplicaron su vacuna Anti-COVID19 a un segundo grupo de voluntarios y aguardan por resultados

0

Este martes, los investigadores de la Universidad de Séchenov, Moscú, que trabajan en el desarrollo de la vacuna contra la covid-19, administraron una inyección del fármaco experimental al segundo grupo de 20 voluntarios en el marco de los ensayos clínicos, informa la institución académica.

Dos días después de que el Ministerio de Salud ruso autorizara las pruebas en humanos, los investigadores decidieron aplicar la primera tanda de vacunas a otros 18 participantes por vía intramuscular, quienes ya presentaron síntomas que están siendo revisados.

Algunos pacientes, mujeres y hombres entre 18 y 65 años, presentaron síntomas leves como jaquecas y aumentos de temperatura corporal.

No obstante, según los investigadores, estos malestares desaparecieron después de 24 horas.

Elena Smolarchuk, investigadora principal del proyecto, señaló que «la reacción a la vacuna contra la infección por coronavirus fue normal, la cual es característica para otros tipos de inyecciones. En este momento todos los participantes del estudio se sienten bien».

¿Cuál es la experiencia de los expertos suecos para la gestión de la covid-19?

El rector de la universidad, Piotr Glybochko, añadió que el avance de esta vacuna es un objetivo «de extrema importancia» para Rusia, y que este estudio se está realizando con el conocimiento de especialistas altamente calificados en conformidad con las normativas legales tanto del país como internacionales.

Aislamiento por 28 días

Los voluntarios fueron aislados durante 28 días en habitaciones hospitalarias para uno o dos pacientes. Cada una está equipada con baños privados, heladeras y muebles. De esta manera es posible observar la respuesta inmunológica de su cuerpo con el fin de minimizar el riesgo de infección externa.

No sirve ser más joven: comorbilidades matan a más pacientes de covid-19.

Según los investigadores, cada paciente se encuentra en constante comunicación con los médicos, contando con apoyo psicológico y ejercicios de fisioterapia para nivelar la falta de ejercicio.

Cabe señalar que según los desarrolladores del proyecto, todos los voluntarios están informados sobre los procedimientos clínicos, así como de los riesgos existentes, y están debidamente asegurados. Al terminar los 28 días podrán regresar a su vida habitual y continuarán con un chequeo a su estado de salud durante los siguientes 6 meses.