San Andrés cambiará sus medidores de energía y será ‘ciudad inteligente’

0

(Captura de imagen de Internet) El cambio de contadores de energía abrió espacios de debate entre los usuarios porque, para algunos, fue de beneficio pero para otros se convirtió en problema, especialmente aquellos cuyas conexiones y cableado eran deficientes y desde luego el nuevo equipo electrónico se quemó. Pero se trata de una actualización con varios beneficios comunitarios como la exactitud en la medición por ser parte de un sistema que además posteriormente servirá para las redes de Internet comunitario, además de que no se necesita que un funcionario vaya casa a casa leyendo medidores porque toda la información va, de cada residencia o local comercial hasta un Centro de Gestión. Y todo totalmente gratis porque Sopesa invierte la totalidad del costo del cambio de medidores en el archipiélago en un proceso cuyo valor alcanza aproximadamente 30 mil millones de pesos. La sola actividad de cambio de medidor le cuesta a Sopesa un  millón 200 pesos por cada usuario. 

Plan de reducción de pérdidas

La compañía Advanced Measurement System, Grupo Unión, – AMS Unión-, ha trabajado de la mano con la empresa Ingenierías Aliadas, que tiene el contrato con Sopesa, para adelantar un plan de reducción de pérdidas denominado ‘Buenas Energías para Ciudades Inteligentes’ y que se ejecuta actualmente en San Andrés. El ingeniero Fabián Alejandro Arenas, gerente de AMS Unión, indicó que como empresa proveedora de la tecnología de la medida y del sistema de gestión para las pérdidas y control de energía en el archipiélago, puede asegurar que es un plan que redundará, finalmente en beneficio para todos porque la generadora no contaminará tanto por la quema de combustible, reducirá las emisiones a la atmósfera, se reducirán los consumos lo cual posteriormente se verá reflejado en los bajos pagos que tendrán que hacer los usuarios.

“Es muy importante que entiendan que el medidor de energía que se está cambiando es ciento por ciento convencional, es un medidor normal, electrónico, solo que tiene algunos aditamentos que nos permiten llevar esa información hasta un Centro de Control de Energía, donde leemos y medimos y ya no se necesitará que un funcionario entre a su casa a leer el medidor o hacer una suspensión, simplemente, nuestro medidor común como el que todos conocen cuenta con una red de comunicaciones”, dijo.

No causa problemas para la salud

Es decir que aparte de las funciones normales de medición, se provee un sistema de telecomunicaciones sobre la isla para poder tomar la información. Este sistema está enmarcado dentro de la ley que regula las emisiones de radio no perjudiciales para la salud, debido a que está dentro de una frecuencia no ionizante, con potencias inferiores al vatio.

“Es más peligroso el horno microondas de su casa o el celular que la radiación que estamos emitiendo como red de comunicaciones y estamos totalmente enmarcados dentro de la ley con la documentación y todo lo que sea necesario para mostrárselo a la comunidad y eso hace que San Andrés sea el primer lugar o ciudad inteligente del país, donde el cien por ciento de los usuarios serán gestionados inalámbrica e inteligentemente, pondrá a la isla en un top diez de las ciudades a nivel mundial, como una de las primeras cubiertas con este sistema”, aseguró el gerente de AMS Unión.

Al comienzo la red estará dispuesta para medir energía pero posteriormente podrá estar al servicio de redes de Internet comunitaria gratis, red de conferencias y toda una gama de posibilidades que en algún momento se podrá ejecutar, de acuerdo con la voluntad política y a la voluntad de las empresas privadas para hacer uso de esa red de comunicaciones que quedará instalada en San Andrés.

Generador de empleo

“Nosotros somos proveedores de una solución que saldremos en unos meses de la isla y quedará la administración, la tecnología y el conocimiento. Como un dato extra a la explicación, en nuestra compañía, que ensambla en San Andrés, les estamos dando empleo a más de 15 jóvenes de la isla que conforman una mano de obra no calificada o con poca capacitación. Les estamos dando la posibilidad de que aprendan las nuevas tecnologías y queremos que se capaciten para manejar el sistema, que se den cuenta que no estamos vulnerando los derechos de ninguno de los usuarios. Estamos trayendo equipos de alta tecnología y la única razón para cambiarlos es para mejorar tecnológicamente la isla y la prestación del servicio de energía”, explicó el gerente Arenas.

Este cambio de medidor no tiene ningún costo para el usuario y todos los costos asociados los está asumiendo la compañía de energía de San Andrés.

¿Por qué algunos de los medidores nuevos se han quemado?

Eso puede ser una suma de factores, que comienza con el cambio de medidores cuando se toma la información de consumos, en algunos casos un poco ‘más reales’ y desde luego se suben las cargas, porque hay instalaciones eléctricas a veces con menos capacidad de las que se recibe y eso genera problemas.

“Se han hecho auditorías respectivas para permitir que el usuario continúe con su energía y como dato curioso a muchos de los usuarios que se les ha cambiado el medidor, el consumo rebaja, pagaban 300 mil pesos y quedan pagando 150 mil pesos. Lo que hacemos es garantizarle al usuario que se le está facturando lo que realmente está consumiendo. No se le cobra nada al usuario, solo invitamos a que nos conozcan para que estén plenamente seguros que estamos enmarcados en la ley y dentro de las buenas prácticas sociales y de ingeniería para un proyecto de este tipo”, ratificó el gerente.

Un equipo seguro

El equipo no es vulnerable a la intervención de terceros que quisieran alterarlo para reducir la lectura del consumo, el riesgo de fraude es muy bajo y difícil porque el medidor cuenta con la asociación de un sistema de seguridad. Cuando se intente abrir los envolventes del aparato se produce un corte para los usuarios que estén en el mismo sistema, de manera que la misma comunidad se va a encargar de cuidar su energía, no va a permitir que nadie se meta a hacer daños, no va a permitir que dañen los equipos y la isla se va a poner muy bonita porque se van a mejorar las redes eléctricas, se mejora el cableado, los transformadores, va a cambiar visualmente la isla.

San Andrés será uno de los lugares con mayor impulso tecnológico que va a haber en el mundo con sistemas de telemedidas que es el adelanto más reciente a nivel mundial, según AMS Unión.

Deja un comentario