Se cumplen 510 años del descubrimiento del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (1510-2020)

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/thearchipielagopress.co/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212
16 de septiembre de 2020
Por Hernán Alejandro Olano García.
Muy pocos saben que el capitán Lope de Olano descubrió el Archipiélago de San Andrés y Providencia. La mayor parte de los autores lo atribuye a Colón. Unos pocos han leído un viejo libro del General Francisco Javier Vergara y Velasco sobre San Andrés y Providencia publicado en Bogotá en 1888, en el cual, el eximio cartógrafo e historiador se basó posiblemente en documentos encontrados por su amigo y compañero de armas General Antonio Cuervo en el Archivo de Indias en Sevilla, que no fueron incluidos en la edición de Documentos inéditos para la Historia de Colombia editado por Vergara y Velasco después de la muerte del General Cuervo.
Lope de Olano nació en 1480 (falleció en 1516) en el Valle de Yraura, provincia de Guipúzcoa, probablemente en Azkoitia o en Azpeitia dos poblaciones vecinas, cercanas a San Sebastián.
Por decisión de 1508, la Corona Española nombró Gobernadores de Castilla de Oro y de Nueva Andalucía a Diego de Nicuesa y a Alonso de Ojeda.
La expedición de Nicuesa partió de Santo Domingo, llevando como Lugarteniente al Capitán Lope de Olano. La flota zarpó hacia Cartagena de Indias para unirse con las fuerzas de Ojeda y vengar en esa misión la muerte de Juan de la Cosa.
Al viajar hacia Castilla de Oro, la flota se detuvo en Belén. Nicuesa y Lope de Olano navegaron hacia el Poniente para reconocer el territorio. La nao del Gobernador y el bergantín de Lope de Olano fueron victimas de un Huracán, Nicuesa naufrago y perdió su buque.
El bergantín de Olano y sus 30 tripulantes fue llevado por la furia del viento y de las olas hacia el Noroeste encontrando por casualidad el día de Santa Catalina, una isla a la cual dio ese nombre. Poco después llegó a otra isla que bautizó Providencia para dar gracias a Dios por haberlos salvado. Adicionalmente, el día de San Andrés, 30 de noviembre de 1510 el Capitán Lope de Olano hubiera descubierto esa isla.
Después de unos cuatro meses, tres o cuatro marineros se escaparon en una lancha y remaron hasta Belén. Inmediatamente el Capitán Lope de Olano envió su bergantín con comida para rescatar a los náufragos. Nicuesa, sin escuchar razones y enfurecido, ordenó prender al Capitán Olano y ahorcarlo por traidor. Otros capitanes intercedieron y el Gobernador respetó su vida pero lo encadenó y humilló haciéndolo moler maíz con unas piedras, a la manera de los indígenas.
Por solicitud de Nicuesa, se expidió otra cedula real, en la cual se pidió el envío de Lope de Olano a España para juzgarlo. Olano fue liberado por el Alcalde de Santa María Antigua del Darién, Martín Sánchez de Zamudio y, el Nuevo Gobernador Pedrarias Dávila, lo encargo de la fundación en 1515 de la villa de Acla y lo nombró como primer Alcalde.
Acla estaba en la costa central de la actual Guna Yala, al noreste de Panamá, hoy en día en las proximidades de Sasardí–Mulatupo, en lo que fue el puerto de Careta, cacique local aliado de Vasco Núñez de Balboa (no confundir con Puerto Carreto). El nombre del pueblo es de origen indígena y significaba huesos de hombres, debido a la gran cantidad de huesos esparcidos en las llanuras cercanas, debido a las disputas de dos hermanos indígenas que luchaban entre sí para ser caciques de la comarca.
Posteriormente, los cronistas e historiadores acataron el juicio de Nicuesa y agregaron falsamente que Lope de Olano había participado en la rebeldía del alcalde Francisco Roldán Ximénez contra Diego de Colón en 1497.
Sin embargo, esa nueva acusación amañada es muy dudosa, puesto que Lope de Olano no pudo haber sido traidor por varias razones:
Lope de Olano vino a América en el III viaje de Colón en 1498, por consiguiente no estuvo en la rebelión contra Diego de Colón.
Lope de Olano pertenecía a una noble cuna de Guipúzcoa. Su hermano mayor, Sebastián, fue honrado por los reyes católicos con el título de Contino (hombres allegados al rey que gozaban de su entera confianza). Otro hermano llamado Juan, fue cabo de cámara de Isabel y Fernando.
La familia Olano estaba relacionada con San Ignacio de Loyola. Lope era primo o tío del santo fundador de la Compañía de Jesús, como lo certificó el archivero, Padre F Mateos, S.J.
Un traidor no hubiese recibido la orden del Gobernador Pedrarias Dávila para fundar la villa de Acla y ser su primer Alcalde.
Ante estas circunstancias, dirigí en su momento, el 15 de diciembre de 2009, una carta al rey de España, don Juan Carlos de Borbón y de Borbón, implorando clemencia, en el sentido de solicitarle que perdonase en forma póstuma al Capitán Lope de Olano, acusado injustamente de traición por el Gobernador Diego de Nicuesa.
Aún esperamos contar con la generosidad del actual Rey para reparar esta injusticia contra un héroe y perínclito marino cuya memoria debemos honrar con motivo de estos 510 años del descubrimiento de nuestro Archipiélago.
Vicerrector Universidad La Gran Colombia.
TEXTO TOMADO DE EJE21 Y FOTOS TOMADAS DE INTERNET