Siguen apareciendo millonarios contratos exóticos del saliente gobierno con el cual agotaron el presupuesto departamental en la inveterada practica de «la olla raspada»

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/grupopym/public_html/tap/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

Este es uno de los más de dos mil contratos que en 90 días ferió la pasada administración de Tonney Gene Salazar para agotar el presupuesto departamental en estrambóticos objetos contractuales que por si solos no logran demostrar la utilidad para el Departamento y mucho menos el beneficio para sus gentes, y en los cuales solo se evidenciaba el interés de hacer el gasto presupuestal.

Contratos con objeto contractual tan farragosos que requieren traducción de quiénes los firmaron para entender que era lo que se buscaba lograr con su suscripción.

Como ocurre con el contrato 8922 del 20 de diciembre de 2019 por valor 220 millones de pesos; uno de los tantos contratos de los mas de 200 que suscribió el secretario de Desarrollo Social Nauro Caballero Arredondo.

El objeto de este contrato que se ejecutó en 10 dias con la Fundación Raizal para el Desarrollo Económico, Social y Cultural del Archipiélago de San Andrés, era «Apoyo a la gestión para generación de un espacio publico artístico que le permita a niños y niñas de entre 5 y 10 años el disfrute de las actividades artísticas, recreativas y ludicas para el estímulo de las habilidades sociales, cognitovas y de motricidad fina y gruesa con el fin de acercarlos a conceptos de importancia como la vida sana, deportes, medio ambiente e identidad cultural Raizal y Afrocolombiana, todo principalmente a través del juego y las manualidades.»

Contrato que además por el valor y el objeto que no era nada mas que 10 dias de juegos y manualidades para niños, debió contratarse mediante proceso de selección y no de manera directa.