Trabajadores en las alturas refuerzan medidas de seguridad para laborar en la isla

0

Trabajos y simulacros en altura fueron parte del proceso de formación en la cual el Sena Seccional viene reforzando con todos los trabajadores en altura y seguridad industrial. El plan de rescate debe estar elaborado por un equipo interdisciplinario experto en el área y avalado por una entidad de emergencia como lo pueden ser bomberos, defensa civil o Cruz Roja, y debe ser envidada por escrito a todos los empleados de la empresa. A partir de agosto, todas las empresas deben tener un sistema de medicina preventiva, higiene industrial y planes de emergencia en todas las actividades y de contingencia concretos y planes de rescate, avalados por una unidad de emergencia certificado. Lugares como el Edificio Coral Palace tienen ya su sistema de evacuación y plan de emergencias ya implementado con el fin de poder garantizar seguridad industrial adecuada a todos sus ocupantes.

Por: Daniel Newball H.

La referencia más inmediata fue el de un accidente en altura ocurrido en las obras de un colegio importante de la isla y otro en un establecimiento hotelero donde un ciudadano foráneo cayó de una altura de casi diez metros, situaciones que buscan no repetirse gracias a programas de formación que vienen siendo dirigidos por parte del Sena Seccional y la cual estará laborando de manera conjunta con los organismos de socorro locales.

Arneses, cuerdas, nudos de seguridad, camillas y habilidades en resucitación y atención primaria en primeros auxilios vienen siendo compartidos por expertos provenientes de la Regional Cundinamarca del organismo de formación integral y que se hicieron intensivos durante la semana anterior en las instalaciones del Centro de Formación Turística, Hombres de Mar y Servicios de la entidad.

“Se debe formar a la población en trabajo seguro en alturas, en este caso, en todas las actividades donde la gente haga labores en altura, sea arriba o abajo o sea dentro de los barcos o sea en una superficie firme, y que supere los 1,50 metros de altura, la persona ya está trabajando en alturas.

“La idea es fomentar prácticas seguras y la normativa que a partir de agosto van a sancionar a aquellos que no estén certificados en este tema y por esta razón estoy a la regional de San Andrés en este tema.

“A parte de eso, se le está enseñando a los aprendices los aspectos básicos de primeros auxilios y rescate, en este caso, en alturas pero todas las empresas están obligadas a tener un sistema de gestión de seguridad en el trabajo, analizando todos los riesgos haciendo un panorama general de riesgos, la cual está a cargo de un especialista o profesional en el ramo.

“Una vez realizado esto, se monta un sistema de medicina preventiva, higiene industrial y planes de emergencia en todas las actividades y de contingencia concretos y planes de rescate, la cual me habla del trabajador cuando aún se encuentra con vida luego de un accidente.

“Tiene que estar la empresa también cuando se hacen planes de evacuación y recuperación, esta última se implementa cuando la persona ya haya fallecido por lo que el procedimiento debe estar también enfocado en ese alcance”, Jenisneider Gómez Gómez, instructora Sena de la Regional Cundinamarca, coordinadora de la intensa jornada de formación.

Ese plan de rescate debe estar elaborado por un equipo interdisciplinario experto en el área y avalado por una entidad de emergencia como lo pueden ser bomberos, defensa civil o Cruz Roja, y debe ser envidada por escrito a todos los empleados de la empresa y debe estar simulado ya que, según la funcionaria, es la que da la capacidad de respuesta en caso de calamidad.

“La idea es que cada uno sepa que hacer en el caso de un accidente, así sea un primer respondiente, que es la primera persona que se encuentra con el herido donde sea que esté, debe tener ciertos criterios nada más para llamar a la unidad de emergencia.

“La persona debe tener una comunicación asertiva, debe saber que decir, cómo decirlo, a quién llamar, cómo dar la información, que información sería clave para la ayuda y nunca abandonar a la persona que está ahí porque si la abandona tiene implicaciones legales o actuación en impericia, que es actuar con desconocimiento lesionando más a la víctima haciendo maniobras inseguras o de negligencia sabiendo el procedimiento no ayudar a la persona”, concluyó.

Empresas de cableoperadores, de servicios de suministro de energía y telefónica y demás trabajadores en altura, sin contar funcionarios e instructores de la institución, se sumaron a la actividad que trabajó específicamente en seguridad industrial en alturas por espacio de quince días.

Deja un comentario