Un año después de caso de violencia de genero por parte de su expareja, hoy se dictó condena de 44 meses contra presunto agresor

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/thearchipielagopress.co/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212
Un año exacto transcurrió entre la denuncia penal y la condena judicial por los hechos de violencia intrafamiliar que su expareja perpetró contra la pintora Leidy Polo.
Hoy en audiencia virtual el Juzgado Promiscuo Municipal de Providencia citó a Shady Taylor Alvarado, presunto autor de la agresión, a audiencia virtual de verificación de allanamiento y sentencia, donde se le impuso condena de 44 meses y 14 días al presunto agresor.
Consultada sobre el particular, Leydi Polo le informó a The Archipiélago Press «que hoy fue mi última audiencia dónde mi ex pareja acaba de ser condenado a 44 meses y 14 días. Se me hace algo importante ya que muchos estuvieron a la expectativa de mi situación pensando que después de la Violencia Intrafamiliar Agravada a la que fuí sometida sería premiado. Ahora teniendo en cuenta que la violencia de género está en incremento y el próximo mes se hace conmemoración, un año después se hizo justicia por qué di la pelea.»
El día 22 de octubre del 2019 se presentó un acto de violencia contra Leidy Polo, pintora y artista presuntamente por parte de su ex pareja sentimental Shady Taylor Alvarado, frente a sus hijas.
La mujer, quien remitió la denuncia formal a esta redacción, fue víctima de una fuerte golpiza que le ocasionaron traumas en la mayoría de su cuerpo, y una fractura en su brazo izquierdo después de un ataque con insultos y además violencia psicológica y verbal presentando muestras de vídeos y fotos, ante las autoridades policiales, judiciales y Medicina Legal y demás.
«Rechazamos la manera tan violenta con la que está joven fue agredida y a los abusos de los que habría sido objeto, lo que da cuenta del grado de sevicia y alevosía de que fue víctima ante lo cuál formulamos un llamado urgente a las autoridades, para agotar todas las instancias que permitan hacer justicia de estos hechos, con una persona que representa un peligro a la sociedad», dijo una defensora de la victima.
«No existe justificación alguna para cometer un delito tan execrable. Ella fue brutalmente golpeada con incluso una correa y la fuerza del agresor, encontrándose en su casa en compañía de su bebé y su otra hija menor de edad haciendo caso omiso, días antes de las pasadas elecciones.
El caso suscitó la solidaridad de organizaciones de la sociedad civil que protegen los derechos de las mujeres:
«Pedimos la solidaridad de la comunidad de San Andrés Islas donde se presentaron los hechos.
¿Cuánto hemos normalizado el maltrato? ¿Cuántas veces «es válido» dejar pasar los malos tratos antes de poner límites? ¿Hay que aceptar la gente violenta porque no lo hacen con «mala intención» o porque «así son»?»