Un excandidato a la Asamblea de San Andrés era el coordinador de transporte marítimo y aéreo de una narco organización desmantelada por las autoridades

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/thearchipielagopress.co/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212
Dos años y medio duró la investigación que permitió la captura de nueve (9) personas, que presuntamente hacían parte de una estructura que sostenía negocios ilícitos con organizaciones mexicanas, la Oficina de Envigado y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC o Clan del Golfo.
La Fiscalía y la Policía Nacional lograron desmantelar el Grupo Delincuencial Organizado (GDO) Mar Azul, señalado del tráfico de estupefacientes hacia Centro América y Europa.
El Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y la Policía adelantaron siete diligencias de registro y allanamiento en las cuales se materializó la captura de 9 de los 10 integrantes de la red delincuencial.
Uno de ellos ya estaría recluido en prisión. El operativo, que se llevó a cabo después de dos años y medio de investigaciones en Cartagena y -Turbaco (Bolívar), Medellín (Antioquia) y Bogotá, permitió evidenciar la presunta participación de un integrante de la Policía, que hasta hace dos años prestó su servicio en el Aeropuerto Internacional Rafael Núñez y sería uno de los enlaces de la red.
Los procesados fueron identificados como: Juan Diego Villa Bedoya, alias Patrón o Viejo; Jorge Armando Blanco Carrasquilla, alias Blanco; Eric Romero Márquez; el subintendente de la Policía Nacional Carlos José Palacio Castillo, adscrito al Comando de Medellín; Paulo Williams Blanquicet, alias Paolo (notificado en la cárcel); Javier José Zambrano Blanco, alias El Zurdo; Albeiro José Correa Jiménez, alias El Profe; Javier Bueno Leiva, alias Negrito o Gordo; Pablo Andrés Pinzón Garzón y Yan Carlos Marimón Miranda, alias Jeanca.
De acuerdo con las investigaciones, estas personas, bajo el mando de alias Patrón o Viejo, traficarían con clorhidrato de cocaína, que sería llevada desde el interior del país hasta Cartagena, al parecer, para ser comercializada en la ciudad en pequeñas dosis, o transportada desde los puertos de la Ciudad Heroica o desde el Aeropuerto Internacional Rafael Núñez hasta países como Honduras, Guatemala, Costa Rica, República Dominicana, Holanda, Bélgica, Eslovenia y Canadá. También estarían involucrados en la compra de armas de fuego.
La Seccional Bolívar, en su investigación, encontró presuntas conversaciones entre los hoy capturados, que hablarían de pérdida de dineros producto de la actividad ilegal. Una de ellas, por 7 mil millones de pesos.
La red ‘Mar Azul’, al parecer, tendría nexos con organizaciones mexicanas, la Oficina de Envigado y el Clan del Golfo para establecer negocios de la compra y envío de estupefacientes y ofrecían garantías en los envíos de los cargamentos de droga, debido al apoyo de posibles colaboradores que permitían contaminar contenedores de empresas de marcas reconocidas internacionalmente, sin pasar los controles de las autoridades.
Carlos José Palacio Castillo, quien pertenece a la Policía Nacional, al parecer, era quien coordinaba y hacía los contactos en el aeropuerto Rafael Núñez y en los puertos para pasar estupefacientes sin complicaciones. Aunque había sido trasladado para Antioquia desde noviembre del 2018, continuaría coordinando envíos.
Las labores del ente investigador evidenciaron que Paulo Williams Blanquicet, un ex candidato a diputado de la Asamblea Departamental de San Andrés, sería quien coordinaba la logística del trasporte aéreo o marítimo. Se valdría de la confianza que le daban miembros de la fuerza pública para facilitar el ingreso de los estupefacientes.
Su aspiración a la Asamblea de San Andrés por el Partido Verde no fue algo circunstancial ya que incluso impetró acciones legales ante el Tribunal Contencioso Administrativo de San Andrés contra el Consejo Nacional Electoral en sus aspiraciones.
Otros, como los alias El Zurdo, El Profe y Negrito o Gordo, buscarían a las personas que se encargarían de transportar los estupefacientes desde el centro del país.
Uno de los capturados en la terminal de Cartagena tenía consigo 5.266 gramos de clorhidrato de cocaína en una maleta.
Con todos los elementos materiales probatorios presentados por la Fiscalía la Juez Décima de Control de Garantías de Cartagena avaló la imputación de cargos por los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes e impuso medida de aseguramiento carcelaria, y los envió a la cárcel San Sebastián de Ternera de Cartagena.
Se solicitó a las autoridades penitenciarias y a las de salud revisar el estado médico de los capturados para garantizar que estén en buenas condiciones para su traslado al centro carcelario San Sebastián de Ternera.
Con información tomada de Análisis Urbano.