Un total de 13 millones de pesos fue el monto del botín que hoy se llevaron los delincuentes en dos atracos.

La delincuencia llegó a la peatonal turística. Autoridades de ambas islas en entredicho por ola de criminalidad que afecta a turistas y residentes

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/grupopym/public_html/tap/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

San Andrés y Providencia están al borde de llegar al estado fallido como sociedad agobiada por la anarquía y el caos.

Cada día que pasa se deteriora aún más la seguridad ciudadana y la sociedad se siente a merced de los delincuentes.

Las autoridades gubernamentales y de control parecen no funcionar ni en el Municipio ni en el Departamento.

En menos de 24 horas solamente cinco hechos de violencia hablan del grave estado de criminalidad y anarquía que se vive en el archipiélago.

El deterioro de la seguridad en las últimas horas comenzó con un asesinato en Providencia que originó la captura del presunto agresor, y en retaliación a ello, amigos y allegados al presunto homicida dispararon indiscriminadamente contra la casa de la víctima, matando a un amigo del occiso, quien pocos minutos antes había dejado en su cuenta de Fqcebook un mensaje de duelo en honor de su amigo recién asesinado sin pensar que también correría igual suerte.

Pocas horas después en San Andrés un turista norteamericano fue apuñalado cerca del aeropuerto donde terminó buscando refugio, cuando dos sujetos lo asaltaron para despojarle sus pertenencias.

Los agentes de la Policía que lo atendieron en el aeropuerto parecían más sorprendidos que la propia víctima.

Este episodio podría traer graves consecuencias para el turismo por cuenta del Gobierno Norteamericano que podría ponerle una estrella negra al destino con una travel warning.

A las pocas horas del atraco al turista, un ciudadano fue asaltado en inmediaciones de la 20 de Julio con la Juan 23, sector de Pinky, a quien despojaron de 2 millones de pesos y más tarde hicieron lo propio con una funcionaria del establecimiento Sandwich Cubano, despojandola de once millones de pesos. En ambos casos los delincuentes estaban armados de pistolas.

Hurtos que se suman a empresas como Efecty que ha sido víctima en tres ocasiones, Pronal y otros negocios de la isla que hacen prever que detrás podría estar una muy bien organizada banda delictiva, de la que hasta ahora la Policía Nacional no ha podido dar cuenta de ella ni controlar.

La situación no deja de ser preocupante máxime que cuando se esperaba un mayor control de seguridad por disponer de un alto oficial militar de gobernador, por el contrario, todos los indicadores de seguridad se fueron al piso y es clara la incompetencia que las autoridades han mostrado en materia de seguridad, orden público y mantenimiento de la paz colectiva en las islas.