Una crónica de hazañas médicas, y periodísticas

Exitosa intervención exploratoria al periodista Jorge Muñoz Pedraza, aquejado de fuertes dolores abdominales y sangrado demostró que el hospital tiene excelentes médicos, pero poca tecnología

0

El periodista Jorge Muñoz Pedraza se encuentra hospitalizado desde hace varios dias, aquejado por un fuerte dolor abdominal y sangrado, hasta el punto que algunas transfusiones no le estaban funcionando.

Incluso hubo un momento en que ante la imposibilidad de diagnosticar lo que tenía por falta de tecnología médica adecuada, no había más que hacer pero los dolores y sangrados le eran insoportables.

Los facultativos entonces decidieron que lo iban a abrir para establecer cual era la patología que le estaba causando el fuerte dolor, y programaron para hoy una operación exploratoria.

Claudia Aguilera Neira, la comunicadora social, exjefe de comunicación del Departamento y amiga de Muñoz, su hija Gloria Muñoz, Luly Camargo, el abogado Rafael Archbold Joseph y la procuradora Sara Pechtall, siempre estuvieron acompañando al veterano hombre de radio, cine y letras en el hospital.

Aguilera Neira, angustiada por la incertidumbre de no saber un diagnóstico médico exacto, siempre estuvo en comunicación con el gremio periodístico a través de WhatsApp para apoyar un eventual traslado aeromédico a otra ciudad donde pudieran dar un diagnóstico y tratamiento adecuado, lo cual generó una movilización del grupo para buscar salida con facultativos y autoridades de salud que pudieran dar una solución calificada.

Pero no fue necesario tal traslado aeromédico, sólo hubo que esperar el resultado de la operación exploratoria, -como animó el colega Daniel Newball, al mejor estilo de ka serie televisiva Dr. House, y tener fe y paciencia- la cual nos era transmitida por Claudia Aguilera a través del WhatsApp en tiempo real.

La angustia de Claudia era la de todo el colectivo periodistico por la incertidumbre.

«Les cuento que no han podido intervenir a Jorge porque tuvieron que ponerle más sangre. Otra transfusión» informo poco antes del medio dia.

«Se bajó la hemoglobina», fue la preocupación de Gabriel Salcedo.

Claudia Aguilera Neira expresó estar «como desconcertada porque cientificamente no he hablado con alguien que me pueda explicar.»

Pero como las experiencias pasadas sirven de algo, el periodista Javier Cruz comentó el caso parecido que habia tenido su padre, y recordó que podría ser una patología llamada hematuria..

«Mi padre tuvo una y me tocó sacarlo hace unos años, un cálculo lo rasgó internamente, lo operaron con una sonda y láser para cauterizar. (…) Hay un urólogo que viene esporádicamente al hospital que la trae y hace cirugías».

Entonces habia que ir a Google porque cientificamente nadie explicaba que era lo que aquejaba a Muñoz Pedraza.

Guillermo Dickens buscó al oraculo digital y emitió su concepto: «Pero Google dice que la hematuria no es grave, pero según veo lo de Jorge ya pasa ese pronóstico, mucha sangre pérdida en poco tiempo»

«El tema de Jorge es que No está diagnosticado y la solución que dan es abrirlo a ver que es. Por la edad de Jorge los riesgos son más altos.», explicó Felix Heredia.

Todas las angustias y especulaciones médico periodisticas quedaron resueltas, cuando a la 1:16 p.m. Claudia Aguilera Neira informó: Me dice Gloria, su hija que le sacaron una especie de cálculo que tenía incrustado. En este momento lo están cauterizando».

Dos horas después ya Muñoz estaba despierto y observando la extracción biológica.

«Muñoz observando la creación de su propio organismo, ya está volviendo como todos a la vida y a la tranquilidad y manda a decir que graciassss» dijo Aguilera Neira.

Y ya bastante animado el paciente envió a sus colegas un mensaje de audio: Gente chevere gracias, salí muy bien de la intervención, el personal de aquí muy chevere, muy amables, muy competentes, no me puedo quejar, afortunadamente ya me sacaron este aparatico que ustedes ven ahí (foto) que pareciera como un meteorito, pero en fin, ahi vamos, nos veremos».

Un episodio digno de admirar por el profesionalismo y la sapiensia de quienes atienden muchas veces con las uñas y son incomprendidos cuando las cosas salen mal, pero poco reconocidos cuando salen bien.

Y de nuevo queda a prueba la vocación solidaria y humanitaria de los periodistas siempre que hay un paciente por quien movilizarse, y que mejor si se trata de un colega. Bueno además de esa demostración de ser profesionales multidisciplinarios para manejar todo tipo de temas, incluso de diagnósticos médicos.