Una falsa encuesta y la imitación del periodístico La Pulla para cuestionar la campaña de Everth Hawkins Sjogreen calientan la campaña electoral a un mes exacto de los comicios.

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/thearchipielagopress.co/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

El nerviosismo parece estarse apoderando de la campaña electoral que algunos sectores políticos han empezado a usar estrategias poco transparentes para convencer a los electores indecisos de por quien no votar.

Esta situación quedó en evidencia este viernes 27 de septiembre, faltando un mes exacto para concurrir a los comicios regionales para elegir gobernador, alcalde, diputados y concejales, cuando empezaron a circular por redes sociales burdos montajes periodísticos y de medición de intención de votos que intentan distorsionar la percepción electoral de los votantes.

El primer hecho anormal fue el montaje de la «Gran Encuesta» que para época electoral divulgan varios medios nacionales liderados por el conglomerado RCN, pero el cual quedó tan mal hecho que los porcentajes superaban el límite del 100 por ciento, y que no resistió el más elemental análisis de los usuarios.

Posterior a la falsa encuesta que algunos ciudadanos que se creen amparados en una supuesta falta de control normativo para publicar mediciones distorsionadas dieron a conocer, se puso en circulación una imitación de La Pulla que habitualmente divulga El Espectador.

Con un formato similar, con la vestimenta parecida a la presentadora y el nombre de La Polla, una joven mujer con características algo parecidas a la ya célebre María Paulina Baena, entona acusaciones muy al estilo de la periodista del diario capitalino, mientras ilustra con graficos, textos e imágenes sus imputaciones contra el candidato EVER Hawkins Sjogreen y sus aliados políticos para dejar la sensación de que se trata de una investigación periodística contextualizada contra el aspirante que lidera las últimas encuestas de intención de votos.

Las dos piezas Informativas que califican en la categoría de Fake News ya empiezan a preocupar no sólo a las campañas sino también a las autoridades porque podrían enrarecer el ambiente pre electoral.

Y aunque los usuarios de cuentas en redes sociales presumen que no hay consecuencias para la divulgación de contenido falso, recientes fallos de la Corte Constitucional han advertido de estas situaciones que se constituyen en delitos como la injuria y calumnia o incluso que se les exija el mismo tratamiento que se le da a los medios de comunicación que a la hora de divulgar encuestas deben publicar la respectiva ficha técnica de la medición, ya que una cuenta de red social se asimila a un medio de comunicación, so pena de las multas y sanciones de ley.