Una mujer altamente preparada y con verraquera a la Cámara de Representantes

0

Apasionada, emprendedora, responsable, generosa, perseverante, visionaria, luchadora. Así es, en resumen, la candidata por el partido liberal a la Cámara de Representantes por las islas con el 103 en el tarjetón.

Elizabeth Jay-Pang Díaz nació en el sector de Ground Road, en San Andrés, en 1960. Es la única mujer entre los seis hijos de Baston Alfredo Jay-Pang Toledo y Teresita Díaz y cuatro primos que su madre crio como suyos. Por haber crecido entre varones, aprendió a jugar bolita de uñita tan bien que les ganaba a los niños del barrio. Y, también por andar con tanto chico, aprendió a batear tapitas de gaseosa.

No había evento de la iglesia, de la comunidad o del colegio en el que no participara. Invitaba a niños del barrio a su casa y les organizaba actividades para divertirlos, entretenerlos o sólo para aconsejarlos o ayudarles en sus tareas. A los adultos mayores los visitaba para escuchar sus historias o sus consejos. Por eso que pudiera llamársele hiperactividad social; su padre decía que ella era como “la sal que nunca falta en la olla”.

Estaba en segundo de bachillerato —hoy, 7° de educación media— cuando tuvo su primer trabajo. A partir de esa experiencia, dedicó todos sus periodos de vacaciones a trabajar. Así logró tener suficientes ahorros para ayudar a pagar sus estudios de comunicación social y periodismo en la Universidad Autónoma del Caribe, en Barranquilla, comenzando a sus 17 años.

Todavía era estudiante cuando el periodista barranquillero Ernesto McCausland la contrató para El Heraldo. En 1985, regresó a la isla con su diploma y la corresponsalía del diario barranquillero. La recién egresada comunicadora se estrenó localmente en Radio Morgan, junto al veterano Samuel Duque, donde por casi tres años fue coordinadora de noticias y, también, la voz de algunos mensajes comerciales de la emisora. De allí pasó a La Voz de las Islas, donde, además de la coordinación de noticias y grabación de comerciales, era la responsable de las emisiones especiales de esa estación de radio.

Entre 1991 y 1992, fue jefe de prensa de la gobernación del recién nacido Departamento de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, bajo la administración de Kent Francis. En 1992, luego de que se eligiera por voto popular al primer gobernador de las islas, Elizabeth asumió como directora ejecutiva de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) en San Andrés. Tres años después fue nombrada Secretaria de Turismo del departamento.

Entre 1996 y 1999 dirigió la Red de Solidaridad Social en el archipiélago. Desde el año 2000 y hasta el 2014 fue la directora regional del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), sucursal que, de su mano, se convirtió en una de las más destacadas del Caribe y del país, toda vez que por su gestión,  .

A su título de comunicadora social se le suman los de especialista en administración financiera, otorgado por la Escuela de Administración de Negocios; especialista en gestión ambiental y magister en medio ambiente y desarrollo, de la Universidad Nacional de Colombia, y especialista en gestión pública de la Escuela Superior de Administración Pública.

Hoy, esta mujer, esposa, hermana, madre y profesional está decidida a llegar a la Cámara de Representantes con el firme propósito de hablar fuerte y claro en el Congreso para defender nuestras necesidades económicas, sociales, ambientales, territoriales y culturales.

Qué ha hecho

Para Elizabeth Jay-Pang Diaz, ocupar cargos de nivel directivo fue una circunstancia de la vida. Por eso su política fue, ha sido y será tener una administración horizontal, en la que cada miembro del equipo de trabajo tiene voz y voto. Su contribución, como un miembro de equipo más, ha sido siempre idear, visionar, gestionar e impulsar.

Sus logros en la Red de Solidaridad Social en las islas la marcaron como persona y afianzaron su tendencia a buscar el beneficio de los demás. Se siente satisfecha por los empleos que se generaron, los subsidios entregados a niños y ancianos, las soluciones de agua potable y saneamiento básico y las viviendas que se entregaron por medio del programa My little home, que es recordado por muchas personas que lograron mejorar su condición y calidad de vida a través de dicha gestión realizada sin ningún otro interés que el de ayudar.

Para ella, el logro más significativo y estimulante en el Sena fue haber contribuido a transformar la vida de muchos jóvenes de las islas. Si veía potencial en alguno, le apadrinaba, le daba oportunidad de reorganizarse y convertirse en líder.

Pero, también saca pecho por el programa Inglés para Todos los Colombianos. Primero, porque convenció al entonces presidente Álvaro Uribe, de permitirle organizar y poner en marcha el programa, que estaba planeado para ser desarrollado desde la regional del Sena en Cartagena y logró traerlo e implementarlo desde San Andrés con talento humano isleño. Segundo, porque se generó empleo para más de 600 isleños, casi todos raizales. Tercero, porque el programa contribuyó a la recuperación de la identidad cultural de las islas. Y, finalmente, porque la plataforma de enseñanza virtual que utiliza el Sena nacional fue creada por jóvenes de las islas.

Cabe desatacar que el programa Inglés para todos los colombianos, fue la razón que motivo al gobierno a construir la autopista que uniría a San Andrés con el resto del mundo, El Cable Submarino´, el cual permitiría una mayor conectividad para garantizar la calidad de la enseñanza del inglés. Partiendo de este hecho y de los inconvenientes que hoy vive la isla en materia de conectividad, Elizabeth Jay-Pang Díaz, está dispuesta a iniciar otra lucha más para lograr una solución definitiva a esta problemática desde el Congreso de la Republica.

Desde Fenalco

 Contribuyó a impulsar la internacionalización de mercancía para afrontar la crisis que la apertura económica causó en el comercio de las islas.

Participó en la redacción del borrador de la Ley 47 de 1991.

Desde el Sena – Centro de Formación Turística, Gente de Mar y Servicios

Ideó, organizó, gestionó y promocionó más de 12 programas de formación titulada en los niveles Técnico y Tecnólogo, con lo que la cantidad de alumnos inscritos en el Centro de Formación pasó de menos de 60 a más de 2.000 en algunos periodos académicos.

Fomentó la formación de más de 2.000 isleños en servicios a bordo y su contratación en líneas de cruceros turísticos. Eran tantos los aspirantes que el horario de los cursos se extendía hasta la madrugada.

Lideró la creación de la figura de posadas nativas y del primer currículo para este tipo de alojamiento turístico, pionero en Colombia.

Creó la primera y única escuela de buceo del Sena a nivel nacional, en la que no sólo se capacitó recurso humano local sino también de otras partes del país.

Trajo a San Andrés las mesas nacionales de Pesca y de Bilingüismo.

Impulsó la certificación del conocimiento empírico de capitanes de barco isleños por competencias laborales y en otras áreas del turismo, reconociendo esa labor y promoviendo así el mejoramiento de las condiciones laborales y económicas de quienes se certificaron.

Qué propone 

Elizabeth Jay-Pang tiene claro lo que hará en la Cámara de Representantes. Sus tres propuestas principales abarcan la totalidad de los problemas y necesidades de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y sus habitantes:

#1. Defender en el Congreso las particularidades sociales, económicas, territoriales, ambientales y culturales del Departamento Archipiélago.

#2. Gestionar recursos para lograr un archipiélago competitivo, sostenible e incluyente.

#3. Hacer seguimiento a las políticas locales, nacionales e internacionales relacionadas con el archipiélago.