Una nueva ONG ingresa para formar profesionales en gestión y solidaridad

0

Se espera completar un total de 10 reuniones para garantizar la conformación definitiva del Club 20-30 en San Andrés, la cual cuenta con la asesoría de miembros de club en Panamá. El Club Activo 20-30 cuenta con 7500 socios de 365 clubes establecidos en Estados Unidos, Canadá, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá. 

Por: Daniel Newball H. 

Con el mero objetivo de lograr unir talentos con propósito a una organización que trabaja con población netamente vulnerable en todo el continente, el Club Activo 20-30, un club de servicio destinado a la juventud adulta, ahora perfila sus objetivos a desarrollarse en las islas con profesionales jóvenes con vocación de servicio.

Ya a la organización se han sumado un grupo importante de personas formadas en el área profesional con el mero objetivo de trabajar con personas necesitadas, entre otros, las personas con discapacidad y niños y jóvenes de colegios, escuelas y en condiciones de pobreza en la isla.

El Club Activo 20-30 Internacional fue forjado desde el año de 1992, donde grupos de jóvenes visionarios pretendieron formar un club diferente, donde el hombre joven tendría oportunidad de participar activamente en la labor de servicio a su comunidad.

Un club donde las ideas, el entusiasmo, el arrojo y la energía, características de la juventud, se encauzarían hacia la satisfacción de las necesidades sociales, en un plano de sana competencia con los clubes formados por hombres de mayor edad.

“El club debe estar conformado, principalmente, por profesionales jóvenes entre los 20 y los 39 años de edad para enseñarles los métodos para convertirse en líderes de sus comunidades, en especial para la niñez necesitada .

“Nuestro sistema de hacer las cosas es formando liderazgo no sacando el dinero de nuestro bolsillo para lograr los objetivos trazados sino saliendo a relacionarnos con la comunidad diciéndoles que necesitamos que nos ayuden a ayudar a los necesitados.

“Nuestro club no permite la discriminación, no importa la condición socioeconómica ni posición política. Pero es necesario que sean ejecutivos, porque nadie que tiene hambre puede ayudar a otro que tenga hambre. Pero tampoco somos elitistas pero los miembros deben tener un perfil profesional de alta honestidad y de reconocimiento en la sociedad.

“Yo no puedo, por ejemplo, tocar la puerta de una emisora para que me divulgue un mensaje o salga a pedir un patrocinio la persona pueda generar una confianza porque de antemano se sabe que va a hacer algo bueno por la sociedad.

“Nos concentramos en los procesos de formación tanto para recaudo como inversión. Los nuevos integrantes en la isla deben analizar cuales son las necesidades de su comunidad y decidir hacia donde se van a enfocar y con tantas necesidades que hay, es necesario trabajarlas uno por uno”, dice Juan Macay, del Club Activo 20-30 de Panamá, que viene liderando eventos de campañas sociales en dicho país, principalmente la Teletón la cual viene recaudando entre 4 y 5 millones de dólares al año para ayudar a las personas con discapacidad.

Basta realizar un total de 10 reuniones para poder consolidar la conformación del Club en la isla, al cual ya han asistido a las primeras reuniones un grupo aproximado de 20 profesionales isleños.

En el año en que se efectuó la fusión,  el Club Activo 20-30 consistía de 7500 socios, miembros de 365 clubes establecidos en Canadá, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá.

Deja un comentario